Danny Rivera celebra sus 60 años en el arte con tremendo concierto sinfónico Amaury Sánchez lo dirige magistralmente con la Orquesta Filarmónica de Santo Domingo

Danny Rivera celebra sus 60 años en el arte con tremendo concierto sinfónico Amaury Sánchez lo dirige magistralmente con la Orquesta Filarmónica de Santo Domingo

POR: CARMEN LUZ BEATO

SANTO DOMINGO.- Con seis décadas dedicado a cantar, conquistando los corazones de varias generaciones, Danny Rivera sigue siendo un artista que embriaga al público con la hermosura de su voz y su gran calidad interpretativa.

La Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional, resultó pequeña para albergar tantas emociones entre sus seguidores que no cesaron de aplaudir e interpretar cada una de sus canciones.

A casa llena, el concierto arrancó a las 8:45 de noche, con la instrumentación de varios de sus temas por la Orquesta Filarmónica de Santo Domingo. Cuatro minutos más tarde, vestido de azul gris entró el intérprete de “Madrigal” iniciando una noche para el amor que concluyó dos horas más tarde.

“Buenas noches, bienvenido el amor, el amor está esta noche aquí. ¡Que buenos, que llegaron!,” sus palabras mostraban la satisfacción y alegría de reencontrarse con su público.

Con el tema “Amar o morir” inició su recorrido musical en una íntima complicidad con sus seguidores, siguiendo temas como “Amada amante”, “Los hombres de rabia lloran”, “Para decir adiós”, “Que daría yo”, “Como he de vivir sin tu cariño”, “Dos amantes”, “Mi viejo”, “ Con las alas rotas”, “Caminito de la playa, “Mi árbol y yo”  y “Libre”, entre otros.

Momento romántico

Las luces del escenario bajaron un poco, era momento para el “apapuche” entre los que estaban acompañados, Danny Rivera anunciaba un momento romántico, con sus canciones “Madrigal”, “Mujer abre tu ventana”, “Amor robado”, y “Bajo un Palmar”. Cabe destacar en esta parte, la participación de Guarionex Aquino.

Cheo Zorrilla ovacionado
Ovacionado por todo el público presente, el cantautor Cheo Zorrilla acompañó a su compadre y amigo Danny Rivera, en la interpretación de los temas “Al nacer cada enero” y “No quiero nada sin ti”, fue un momento mágico. El público mostró respeto y gran cariño por el compositor de “Apocalipsis”.

El reloj marcaba las 10:40, Danny Rivera, entraba y salía del escenario, como quien no quieres partir, pero hay que irse. Entonces, llegaron sus canciones Jesucristo, libre y Apocalipsis”, la noche cerró y el público volvió a su casa con la gran sensación de que lo bueno no se cambia.

Google+ Linkedin