José Antonio Rodríguez: “No se puede ver al artista solamente como un soñador, sino como un eje transversal del desarrollo en todo el mundo

José Antonio Rodríguez: “No se puede ver al artista solamente como un soñador, sino como un eje transversal del desarrollo en todo el mundo

El exembajador ante la Unesco afirma que la cultura es una industria que aporta miles de millones al producto interno bruto

POR CARMEN LUZ BEATO

Aunque nunca imaginó que llegaría a convertirse en ministro de Cultura y mucho menos ser representante del país ante la Unesco,  el cantautor José Antonio Rodríguez se siente satisfecho del trabajo realizado, aunque lamenta que no haya una ley de continuidad de Estado.

Con una carrera artística de más de 40 años y autor de innumerables éxitos musicales, Rodríguez reconoce el aporte que hace la cultura a la economía naranja, reportando miles de millones de pesos al producto interno bruto.

Rodríguez se lamentó de que muchos de los proyectos iniciado en su gestión no fueron continuados por la persona que lo sustituyó en el cargo, algo que perjudica el desarrollo de los proyectos culturales.

Después de concluir con sus funciones como embajador ante la Unesco, José Antonio ha vuelto a su oficio de cantautor, el cual nunca abandonó, durante la pandemia ha escrito nuevas canciones, temas que muestra a sus seguidores a través unas series de conciertos que esta realizando el Casa de Teatro, el ultimo viernes de cada mes, hasta enero del 2022. Su próxima presentación será el próximo 24 de septiembre, a las 9:00 de la noche.

¿Qué lamentas no haber podido hacer en el Ministerio de Cultura?

Como ministro de Cultura no sé, yo hice mi trabajo, que se quedarán cosas sí, pero lo peor es que no haya una ley de continuidad, que no haya algo establecido que las cosas no pueden cambiar porque llegó uno nuevo. Fue una de las cosas que aprendí del expresidente Medina, cuando el me nombró me dijo continúa lo que está bien y eso hicimos. Nunca, Nunca, dejamos de hacer lo que José Rafael Lantigua había iniciado.

,¿Cuál consideras tu mayor logro como embajador ante la Unesco?

Mi mayor logro fue el reconocimiento  y ese reconocimiento se mostró logrando que República  Dominicana lograra fue el país con la mayor votación para pertenecer al Consejo Ejecutivo, el Consejo Ejecutivo es el Primer Organismo de la Unesco, el que se me nombrara de manera nominal porque es un reconocimiento al embajador como tal, a presidir el grupo preparatorio que es el tercer grupo de importancia en la Unesco, que de la misma manera al yo concluir, la mayor cantidad de embajadas se reuniera para despedirme en pequeño bloques porque era la pandemia y yo tuve la oportunidad de asistir a despedida que me hicieron las embajadas como la de Rusia, China, Japón, yo creo que eso me hizo sentir que el trabajo logro su cometido

¿Desde tu experiencia hasta que punto la cultura puedes transformar las vidas de los pueblos?

Si la gente entendiera el valor de la cultura, el valor de la cultura no es solamente, y lo repito mil veces, no es un alimento para el alma solamente, cuando en el 2015 hicimos la encuesta para determinar cuál era el consumo cultural y como ese consumo se reflejaba en el producto interno bruto; si la gente, sobre todo, el sector de la cultura entendiera que no somos mendigos, que nosotros formamos parte del desarrollo económico del país. En aquella primera encuesta se determinó que el 1.5 % del producto interno bruto era dotado por el sector de la cultura. Yo estoy seguro de que con la segunda encuesta eso pudiese llegar a un 3 o un 3.5 % y estamos hablando de miles de millones de pesos, la cultura es una industria, no se puede ver al artista tan solamente como un soñador, sino como un eje transversal del desarrollo de todo el mundo.

¿Cómo definirías al cantautor José Antonio Rodríguez?

Yo defino al cantautor como honesto, honesto en el sentido de que yo nunca he tratado de seguir una moda para tener incidencia en la gente. Yo siempre he escrito lo que yo entiendo que debo escribir, en el momento que debo escribir, yo en eso he sido honesto, todas las canciones mías son de mucha honestidad, nunca han sido siguiendo una tendencia musical o una moda.

¿Cuál es el valor más importante para José Antonio Rodríguez, que no negocia?

Yo no soy muy de tendencia, pero lo que yo no negocio es mi felicidad, no negocio con ella.

¿Cuál ha sido la canción que más hondo ha llegado a tu vida?

No se si habla de canciones que haya yo escrito, pero canciones que hayan llegado a mí, yo siempre he puesto de relieve las canciones de Juan Lockward, que siempre me acompañaron y siempre encontré en Juan Lockward, un poeta cotidiano con mucha inteligencia para escribir canciones y abordar los temas manilos y muy utilizados. Para mí Juan Lockward, fue uno de mis maestros.

¿Qué cosas grandes la vida te has robado?

Lo que la vida me ha robado… Sebastián (su hijo) sin dudas.

¿Qué significado tienen para ti estos nombres: Sonia Silvestre, Johnny Ventura, Freddy Ginebra, Víctor Víctor y Sergio Vargas?

Todos ellos, la mejor definición de amistad, la mejor definición de solidaridad en algunos, la mejor definición de crítica bien intencionada, inteligente, la mejor definición de amistad, cariño, amor.

¿Cuando escucha el nombre ¿Nueva Forma, en qué piensa?

¡Wao! Nueva Forma, Nueva Forma yo la conozco cuando llego a Santo Domingo;  yo llego a Santo Domingo, justo cuando crece el movimiento de la nueva canción, yo llego en el año justo en que se realiza Siete Días con el Pueblo. Yo nunca fui a uno de los conciertos. Yo acababa de llegar con todos mis cadillos del campo, de mi ciudad La Romana y conocí a Nueva Forma. ¡Wao!  ahí conocí las canciones de Víctor Víctor, conocí esa tendencia nueva de una Sonia Silvestre, que había abandonado toda una carrera de fama, amparada en la canción romántica, para irse a una canción contestataria, conocí el valor de la poesía de Claudio Cohén. Nueva Forma es algo que en algún momento la gente que hace la historia de la música debe tomar en cuenta.

¿Hasta que punto seguirás detrás de la canción?

Voy a seguir detrás de la canción hasta que pierda la inspiración, hasta que no me motive, hasta que no me haga alegre, hasta que no me de felicidad. Cuando la canción deje de provocarme y espero que nunca pase.

Completando la frase

No quiero morirme sin ver…. Yo no pienso en que no quisiera morirme sin ver o sin sentir, aunque parezca absurdo lo que te voy a decir: yo todos los días sin pensar en ello, estoy preparado para la decisión de Dios. Si Dios decidió que yo muera, siempre he vivido agradecido de cada día que he vivido, cada día me dio a mí la oportunidad de ver eso que yo no había visto. Por eso no pienso en algo.

La vida no tiene sentido sin… Ayy, la vida tiene sentido, la vida tiene sentido siempre y cuando tu acepte la vida que te ha tocado vivir. Siempre y cuando tu entiendas que, porque nadie va a aceptar morir tu muerte, nadie puede vivir tu vida. Y la vida tiene sentido sin darle muchas explicaciones. Tiene Sentido la vida.

Mi vida tiene valor por… Mi vida tiene un valor,  no sé si tiene valor, quien le pone valor a las cosas. Alguien puede decir, la vida de José Antonio tiene valor o no, pero yo ponerle valor a mi vida no, yo la vivo, pero no la pongo en una balanza para determinar el peso que pueda tener. Yo creo que el valor se lo da la gente cercana a uno.

 

 

Google+ Linkedin